Alegaciones a la norma transitoria de patinetes y VMPs

El pleno del Ayuntamiento de Logroño aprobó recientemente la normativa transitoria de regulación de patinetes eléctricos y vehículos de movilidad personal (VMPs). Esta norma se limita a transponer la instrucción transitoria de la DGT en la que se propone una regulación transitoria de estos artefactos.

Desde Logroño Andando aplaudimos la llegada de un nuevo vehículo a la ciudad, siempre que circule a velocidad lenta, no haga ruido, y garantice la comodidad de los usuarios a pie. Aplaudiríamos aún más si fuera sustituto eficaz del coche o la moto privados, vehículos que por sus altas velocidades, emisión de ruidos y gases y elevada ocupación de espacio público pueden traer a la ciudad más problemas de los que resuelven.

Según datos de Portland, Oregón o de París, es dudoso que el uso de patinetes eléctricos o VMPs pueda sustituir al del coche. En Portland, solo el 34% de los encuestados afirma que el trayecto en patinete sustituía a uno en coche (privado o de alquiler). En París, la encuesta de uso de patinetes en libre servicio (free-floating) de la consultora 6-t encuentra que el 74% de los trayectos se hubieran hecho a pie (44%) o en transporte público (30%).

Si planteamos un análisis cualitativo, lo más probable es que los patinetes o VMPs sustituyan a la marcha a pie, el modo de transporte más saludable y menos agresivo con el resto de usuarios:

  • En los VMPs por definición se realiza el trayecto a pie: por tanto, es incómodo y poco realista esperar que se use en trayectos superiores a 20-25 minutos. Las encuestas de uso de París o Portland señalan trayectos medios de 10-19 minutos y de unos 3 km, normalmente factibles a pie.
  • En los VMPs normalmente es complicado transportar cargas (mochilas, bolsas de la compra) y por definición está prohibido transportar pasajeros (niños o niñas), de forma que es un transporte exclusivamente unipersonal y poco práctico para familias.
  • El escaso diámetro de las ruedas de los VMPs hace que sean mucho más inestables e incómodos que otros vehículos de dos ruedas que, además, son saludables (bicicletas). Cualquier irregularidad del terreno o bache puede acabar con el usuario en el suelo.
  • Los VMPs son vehículos pasivos, en los que el usuario no tiene que hacer ningún ejercicio. En cambio, el transporte activo, como la marcha a pie o el uso de bicicleta, ayudan al usuario a incorporar ejercicio moderado a su día a día y mejoran la salud poblacional.
  • Hasta que se regulen técnicamente las exigencias para los VMPs, no están claros varios aspectos de seguridad, como por ejemplo la iluminación que deberán llevar durante la noche.
  • La mayoría de VMPs, a diferencia de los vehículos específicos para estas necesidades o las bicicletas o triciclos adaptados, no suelen ser aptos para su empleo por personas con movilidad reducida. En todo caso, esta posibilidad puede regularse específicamente si se declara la necesidad.

A esta batería de inconvenientes hemos de añadir nuestra preocupación por el deterioro del espacio público que puede significar una invasión de VMPs, sobre todo las de los patinetes de alquiler «en libre servicio» o «free-floating». Son múltiples las ciudades en las que estos patinetes, abandonados a su suerte en las aceras, bloquean la libre circulación y la estancia peatonales. En algunas ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, ya se ha tenido que frenar la expansión o incluso prohibir la entrada de nuevas empresas de alquiler.

Patinetes abandonados en la acera en Arlington, Virginia: https://www.flickr.com/photos/alchemist_x/40286475983
Patinete obstaculizando el tránsito peatonal en Washington: https://www.flickr.com/photos/notionscapital/43666393912

Peor aún, en ciudades como Lisboa, las autoridades municipales han tenido que destinar recursos a organizar su retirada porque las empresas de alquiler no han querido o podido responder.

Así pues, para evitar que los VMPs puedan suponer un problema a la circulación y al disfrute peatonal de nuestras aceras y zonas peatonales, desde Logroño Andando hemos presentado solicitudes de modificación a la norma transitoria, y en particular proponemos la regulación del aparcamiento para evitar que los patinetes ocupen las aceras.

En este enlace podéis consultar el texto completo de las modificaciones presentadas:

https://docs.google.com/document/d/1e_pbpnjlsQOMgpmo1c8xzPwtsl52tiyR5NMkBEjbAtg/edit?usp=sharing

20200218-alegaciones-norma-transitoria-VMP


Actualización mayo 2020: el Ayuntamiento ha estimado parcialmente nuestras alegaciones, en particular las de aparcamiento. En el Boletín Oficial de La Rioja se puede consultar la normativa de patinetes y VMPs de Logroño aprobada en mayo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *